El Espectador titula: «La sequía y oscuridad»

Navidad sin estroboscópias luces, y no es poca cosa en el imaginario colectivo que desde noviembre y a veces desde octubre cuando las vitrinas se llenan de luces navideñas, los parques ven iluminarse sus arbolitos y los centros comerciales comienzan a destellar promociones. No hay hogar por humilde que sea que no ponga sus instalaciones en la fachada para demostrar alegría y tratar de agarrar prosperidad. El caso es que no concebimos una...