A cuidarnos del agua es la consigna actual

Si la vida no trae sorpresas no sería vida, pero en Santa Marta acostumbrados a prolongadas sequías, nadie esperaba el aguacero violento con ventiscas  aterradoras que se soltó el jueves en la tarde e hizo colapsar toda la ciudad; montones de lodo descendieron del Ziruma hacia el Barrio Pastrana, llegaron a María Eugenia y alcanzaron alturas de hasta metro y medio arrasando enseres y afectando viviendas con daños a cuantificar. Se han...