Tabalá en escena

Tabalá en la playa

Lo vimos y escuchamos vital, el Maestro Casiani y sus muchachos en la tarima del camellón, no se dejó como «plato fuerte», cosa que se hace en los conciertos temáticos para ir calentando al público que debe ser llevado a un climax y para eso se traen los veteranos.

Cuando te aproximas, aprecias el muy buen sonido pero Tabalá no es un grupo masivo, igual y mucho menos popular «Las Alegres Ambulancias».

Son experiencias y  rito de proximidad, no solo cercanía a los músicos, sino a su esencia, conocer su música y sin interferencias de la modernidad -como los altoparlantes de los negocios circundantes que contaminan el espacio sonoro del rumor de los tambores o los vendedores. Recordemos la Noche de Tambó con bailadores de cumbia de verdá, verdá, como dice Lisandro.

Traer a a los miembros del Sexteto Tabalá y a grupos de esa talla, y en general el desfile con participación de todos los cultores de la danza implicó un esfuerzo gigante, y no solo a Casiani y su familia, a todos los tamboreros nacionales e internacionales invitados a un encuentro que merece mucho mas, es un espectáculo para carnaval y todo ese esfuerzo pensamos se ha debido guardar para el Carnaval Samario.

El grupo mas original del sonido negro en Colombia, originario del conocido y milenario San Basilio de Palenque, se dice que el primer palenque, aun cuando escuchamos la historia en la Sociedad Bolivariana sobre la existencia previa de un palenque en la zona del Paso de los Mangos, arriba de Bonda -por donde se toma el agua que en Santa Marta escasea dramáticamente-  y si el profe Avendaño , miembro de la Sociedad Bolivarina está en lo cierto, de ese palenque no quedó ni el rastro. Pero muy reveladora la historia de Tabalá en Cuba donde ya la esencia de ese son que ellos generan con sello propio suena extraño en el mismo Cuba.

La idea de hacer mas, de pronto resultó en menos pues esta presencia de cultores del tambor merecen otro espacio; el maestro Casiani dejó entrever esa falta de conexión con el público, pero su maestro de ceremonias y vocalista del grupo lo animó a seguir dando lo mejor de su esencia….

Nos explicamos para evitar malentendidos: El Carnaval es una fiesta cultural y que resuena en todo el caribe, es la época para estos eventos y manifestaciones de folclor.  En cambio la Fiesta del mar, responde a la idea inicial de promover el lado turístico y contemporáneo de nuestra oferta que enfatiza en playas, sol y exhuberante vegetación tropical: lo vernáculo lo descubre el visitante y es lo que lo enamora y lo motiva a regresar.

Dudamos queden fuerzas y recursos para febrero, pero lo que se demuestra es el potencial que este filón ofrece y otro sectores protagonistas del carnaval como Gaira, Mamatoco, Fundapescaito y el mismo FUNCARPES deben estar pensando en ello.

Tambores si, pero en su entorno natural y su contexto y de pronto la presencia de tantos tamboreros sin su espacio apropiado terminó por invisibilizarlos…

Chela Castro, César Gómez Vizcaíno en conferencia presentación

Esta es la lista de los grupos invitados:

INTERNACIONALES

  1. Venezuela.
  2. Trinidad y Tobago.
  3. Panamá.
  4. República Dominicana.

NACIONALES

  1. SEXTETO TABALÁ. De San Basilio de Palenque (Bolívar).
  2. GRUPO ETNIA. De Montería (Córdoba).
  3. GRUPO IRAKA DE COLOMBIA. De Barranquilla (Atlántico).
  4. LA ALEGRES AMBULANCIAS.  De San Basilio de Palenque (Bolívar).

LOCALES (DE SANTA MARTA)

  1. TAMBORA DE MATEY.
  2. TAMBORA DE LOS HERMANOS HERNANDEZ.
  3. TAMBORA RUMBAPACHE.

Dejamos el tema para análisis recordando que La Fiesta del Mar, aún busca su esencia, planteamiento abierto en una nota muy leída y escuchada en estos dias. (ver)