Saber ver, como dijo Nereo

Así presenta el Ministerio de Cultura su evento: «El lanzamiento de este libro es un homenaje a la vida y obra de Nereo López, testigo excepcional que capturó con su lente instantes decisivos e imperceptibles para otros. Un homenaje a su manera de ver que le regaló al mundo una visión única de la cotidianidad y la humanidad.»

Solo el creador de una obra puede imaginar el tamaño de ella y su expansión en el futuro, soñando, claro está. Soñó siempre que su obra mostrara la Colombia verdadera, que se convirtiera en testigo mudo y palpable de nuestra nacionalidad. En el proceso creó una escuela de fotoperiodismo que las facultades del ramo están en mora de estudiar y practicar.

¿Cuánto se demora una visión en desplegarse completamente? Lo importante es que comenzó en este 2015 un reconocimiento a su figura, su carisma y sobre todo su trabajo marcado por el sello universal de los reporteros gráficos, los que narran historias utilizando la composición para comprimir un mensaje en planos de impacto visual.

El lanzamiento y las circunstancias del momento, en período de pre-acuerdos de paz es la visibilidad de la Colombia oculta y sus personajes anónimos, los que han empujado la vida en sus regiones. Es la retrospectiva de un testimonio que hoy más que nunca es necesario para dimensionar lo que somos, de dónde venimos.

Por ello en evento del próximo 10 de diciembre en La Biblioteca Nacional se presentará el Libro «Saber Ver» de Nereo López Meza.

«La obra, a cargo de la Editorial Maremágnum, fue realizada gracias al apoyo de Surtigas, y el auspicio del presidente de Promigas Antonio Celia Martínez- Aparicio, se trata de una edición bilingüe (español-inglés) en la que se encuentran, junto a las imágenes más conocidas del fotógrafo cartagenero, una significativa selección de su trabajo que hasta ahora ve la luz con esta publicación. Esta obra recoge un compendio de fotografías que nos aproxima a la dimensión de los archivos de Nereo que custodia en sus fondos la Biblioteca Nacional y que suman más de cien mil negativos.»

El título viene bien, los auspiciadores del proyecto «supieron ver» y cierran 2015 abriendo el archivo del fotógrafo que está enseñando a ver, el que no quería homenajes después de muerto -se lo dijo a Alberto Salcedo Ramos- ya había visto que en la Gran Manzana con su dinámica era posible realizar los sueños  y disfrutarlos en vida: Vivió en Nueva York, el lanzamiento de su libro NEREO MEDIA CENTURIA de la Editorial Campana, historia que ya hemos contado por acá, y que la prensa colombiana no le dió mucho realce, pero fue el hecho que permitió la materialización del sueño de Nereo; ver un libro suyo editado en Nueva York con presentación del poeta , ensayista y crítico lieterario colombiano Santiago Mutis; la obra de un fotógrafo presentada por un poeta debe producir una inmensa felicidad que compensa años de lucha. El lanzamiento fue en la librería Barnes & Noble de Nueva York.

2015 el año de Nereo, en el que confluyeron todos los hechos de su vida, incluso el trascendente paso de la muerte que irónicamente proyecta la grandeza de su vida, esa que le permitió disfrutar hasta el último minuto y como ejemplo de ello la gran satisfacción para Agenda Samaria de haber recibido una visita del maestro en agradecimiento por la entrevista telefónica realizada desde ASAGRÁFICA en Bogotá en compañía de Roberto Pacheco para registrar ese momento de su vida.

Con cariño y nostalgia recordamos su reclamo por haber tomado una foto de su libro sin su consentimiento, foto que borramos de la publicación enseguida, porque cuando un maestro regaña, además de enseñar crea el precedente para un trato futuro en el cuidado en la selección de contextos informativos como es el caso de la fotografía suya tomada en Estocolmo donde aparece Gabo celebrando con Rafél Escalona y amigos. Se utilizó acompañando una charla sobre el doctorado Honoris causa que le otorgó La Escuela de Cine y Audiovisuales de la Universidad del Magdalena a Gabo, y que este aceptó. Ahora para poder ver la foto comentada usted debe adquirir el libro mencionado y en la pag. 99 aparece; es un ejercicio de transmedia que lleva de la web al libro y entre ambos medios fijan en el cerebro un mensaje escrito en códigos fotográficos, se revela la esencia de los instantes y la emoción que se comparte entre el protagonista de la imagen y el público que la observa y seguirá observando en todas las épocas. El fotógrafo es el instrumento que con complicidad caribe comparte su punto de vista y por ello cobra derechos de autor. Honor a todo un maestro de la nueva fraternidad universal que narra lo local en un contexto gobal y atemporal.

«Te cuento que el uso de esa foto debió tener mi autorizacion, pero, dado que se trata de Gabo, no pasa nada. Gracias Juan José. Espero poder verlos y dialogar nuevamente. 

Abrazo Nereo»

Los que tuvimos el privilegio de conocer a Nereo, sabemos del celo con el que manejaba la difusión de sus imágenes…

NereoParaAS

RELATIVO

Texto de Jaime Abello Banfi para el libro «Saber ver»

Nereo en La Biblioteca Nacional (Toda su vida)