Corpamag expide medida preventiva para protección de corales en las playas Inca-Inca y Calderón en el Distrito de Santa Marta.

A partir de esta medida preventiva, es pertinente planificar la demarcación de las áreas de arrecife coralino de acuerdo a las sugerencias y los protocolos establecidos por la DIMAR a través de su grupo de Señalización Marítima del Caribe-SEMAC y la autoridad competente implementar las boyas de amarre para que las embarcaciones puedan ser ubicadas sin generar impactos al fondo marino.

Luego de denuncias recibidas en la Corporación Autónoma Regional el Magdalena- Corpamag-, en donde se puso en conocimiento la presencia de embarcaciones privadas que visitan frecuentemente las playas Inca Inca y Calderón, para llevar a cabo las conocidas “regatas”, en especial durante las Fiestas del Mar y en las temporadas de gran afluencia de turismo, afectando considerablemente los corales que existen en estas zonas, la Corporación tomó la decisión como Autoridad de Ambiental, mediante Resolución 2059 del 29 de julio de 2015, de imponer medida preventiva consistente en la suspensión de actividades de fondeo y anclaje en puntos de estas playas, establecer de manera provisional un lugar propicio para estacionar las embarcaciones en lugares donde no hay presencia de arrecifes coralinos y comisionar al Comandante de la Estación Guardacostas de Santa Marta, Capitán Álvaro Diaz Rivera, para la ejecución de esta medida de forma inmediata.

En Inca Inca, bahía ubicada entre Punta Cabeza de Negros y la Punta de El Acuario del Rodadero,  se encuentra un tipo de arrecife  llamado “arrecife de parche” que tienen diferentes formas con extensiones que oscilan entre 50 y 150 metros, y en conjunto sobrepasan los 500 metros lineales. Sin embargo, actividades como la utilización de aletas para buceo y el tránsito de embarcaciones representan una amenaza para la integridad ecológica de los ecosistemas y el recurso alimenticio para las comunidades pesqueras.

En esta bahía se han encontrado numerosas anclas abandonadas dentro del área de arrecife de coral, las cuales causan laceraciones mediante la fricción de las colonias, provocándoles fragmentación, ralladuras y la muerte. Mediante los estudios de impacto de la zona, se ha reportado la pérdida del 80% de la complejidad estructural del arrecife, de ahí que la Corporación busque a través de esta medida proteger la integridad y biodiversidad de los arrecifes coralinos que aún sobreviven en Inca Inca.

A partir de esta medida preventiva, es pertinente planificar la demarcación de las áreas de arrecife coralino de acuerdo a las sugerencias y los protocolos establecidos por la DIMAR a través de su grupo de Señalización Marítima del Caribe-SEMAC y la autoridad competente implementar las boyas de amarre para que las embarcaciones puedan ser ubicadas sin generar impactos al fondo marino.

En este sentido, Corpamag solicita el apoyo de los medios de comunicación en la necesidad de divulgar la importancia de la protección de estos ecosistemas e informar que a partir de la fecha debe estar señalizada con boyas verdes la zona de fondeo o anclaje de embarcaciones en Inca Inca y con boyas rojas en la zona de protección del coral, sancionándose a aquellos que realicen dicha actividad en este punto.