La Embajada de Chile en Bogotá gestionó la presentación del ensamble de la Universidad de la Frontera de la ciudad de Temuco en el Sur Chileno por varias capitales colombianas , Bogotá, en Santa Marta se presentaron en el Teatro Cajamag, gira que se extendió hasta Aracataca el domingo 15 de diciembre en La Casa Museo Gabriel García Márquez. -El martes estarán en Confama Medellín-.

Ocho músicos; Javier Figueroa en el violín, Daniela Fernández en la viola, Susan Bravo en el Cello y Joel Novoa en el contrabajo, conforman el grupo de cuerdas con Sergio Burgos en la guitarra. Jose Luis Chávez ejecuta el piano y dirige los arreglos. En las voces están: Viviana Bravo Mezzo-soprano y Mauricio Pavéz hace la voz barítono y Coordina el Ensamble. La gira condensa la esencia del folclore chileno, esa que resonó globalmente como expresión viva de la cultura suramericana en el siglo XX.

Improvisaron un sonido más personal y se incluye una grabación realizada en su presentación anterior en el Teatro Pepe Vives Campo De Cajamag.

El agregado cultural y de comunicaciones de la Embajada Chilena en Bogotá, Marcelo DalMazzo. La voz barítono y coordinador del ensamble Mauricio Pavez dialogan con Agenda Samaria. En el final la expresión femenina del grupo.

©Fotos @agendasamaria

©Foto @agendasamaria

La literatura y la música unidas por las voces de Violeta Parra y de Marcos Jara; referentes mundiales del escenario geopolítico de la época y que medio siglo después reclama su vigencia en el panorama musical de excelencia contemporáneo con el sonido embrujador del canto mapuche y la cadencia de La Cueca.

Cambian el año y la década, se cumplen 50 años de las conmociones sociales que permitieron al mundo conocer nuevas fronteras de la expresión creativa y libertaria,: mayo del 68, Woodstock…

Antecedente necesario como marco para la experiencia sinfónica que presenta el Ensamble Sur del Mundo, compuesto por sección de cuerdas: violín, Viola y Contrabajo- base rítmica y melódica de piano- guitarra clásica y sección vocal con una voz barítono y voz mezzosoprano.

Paralelo a esta corriente de la música y la poesía, corre el desarrollo del capital como motor de la vida.  El origen de la expresión del sentimiento en la tierra latinoamericana es campesina y en plena revuelta de anhelos del cono sur afloran y se vuelven a encontrar, confrontar más bien, una identidad que refleja dignidad de un pueblo, reclama soberanía por el derecho a percibir la existencia más cercana a lo natural como base de unidad familiar. Ello no debería oponerse a los intereses comerciales del modernismo, y en ese punto las verdades de la poesía incomodan al poder y lo enfrentan constantemente a una lucha del arte para hacer humana la existencia, la antepone  al frío sentido comercial y en la apreciación de la experiencia sonora se siente la hermandad del sur. Se evidencia también como constante el conflicto de tierras, el ambiente y la vida misma con las políticas que priorizan el apetito del capital. Hace 50 años se gritaba el valor de la vida por encima de los intereses empresariales y financieros, hoy aflora de nuevo.

El registro sonoro se realizó en el jardín de la casa Museo de Gabriel García Márquez en Aracataca, en un concierto afectado por un apagón eléctrico en la ciudad…

Muchas gracias por acompañarnos en el disfrute de apartes de estos conciertos, todo un documento sonoro en momentos de conmoción social, cuando la cordura proviene del amor a la vida y que esto llegue a la cuna de Gabo en un Museo a cargo de la Universidad del Magdalena es de las buenas oportunidades para el turismo cultural entre las ciudades del universo macondo…

RELATIVO

En la actualidad, hay distintas versiones de cómo se usa o no se usa el kultrung

Cultrún

Tambor ceremonial, el instrumento musical más importante de la cultura mapuche, utilizado principalmente por los machis (figura médica tradicional) para los rituales religiosos y culturales (Ver)

El desconocido disco de villancicos que reunió a Violeta Parra, Víctor Jara y Rolando Alarcón

El Woodstock de la Nueva Canción Chilena

«Usted es un pituco de mierda»: Gastón Soublette y las lecciones de Violeta Parra