La próxima temporada de semana santa, será nuevamenete de sacrificio para las iguanas, como sucede todos los años. Culturalmente es una costumbre arraigada y pese a los controles de las autoridades ambientales la demanda gastronómica de la carne de iguana y la popular venta de huevos serán el flagelo a controlar por parte de la policía especializada.

©Foto @agendasamaria

Gualberto Naranjo Administrador del centro de Atención y Valoración de Fauna de Corpamag.




Deja un comentario

Comenta y comparte en redes: es el comienzo del diálogo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: