De septiembre de Jazz a octubre de cumbia, porque es el mes de la música y porque además se cumple el centenario del natalicio de José Barros.

Hablamos con Lisandro Polo, director de la agrupación Tambó que ha venido creando en silencio y «sin tanta bulla» un trabajo de rescatar el espíritu caribe desde los misteriosos y profundos sonidos ancestrales de la cumbia, esa que hace vivir a nuestro caribe y por tenerla tan cerca no conocemos a profundidad, no sentimos sus latidos tan cerca del corazón como nuestros ancestros.

ForoPoster

El trabajo discográfico de Tambó está a la altura de los mejores exponentes de esas olas ritmicas y melódicas que caracteriza la música del caribe; el son cubano y las grandes orquestas de la isla que han nutrido la esencia de lo que somos. Está también el sonido del bolero, común en toda la américa hispana y los geniales experimentos transculturales que se reflejaron en la Fania All Stars.

Tambó ha encontrado ese sonido que integra e identifica el ambiente de eternas vacaciones o parranda que nos caracteriza y lo centra en torno de la cumbia.
Por lo menos en Barranquila el sonido será cumbia.

Teatro_AMIRAdeLaRosa