El Salario del miedo

EL SALARIO DEL MIEDO

FRANCIA – 1953 – 156’

DIRECTOR:

HENRI GEORGE CLOUZOT

INTERPRETES:

YVES MONTAND,

CHARLES VANEL,

VERA CLOUZOT

TEXTO: Francesco Gesualdi

Las Piedras, un pueblito de nada, escupido en el medio de algún país centroamericano. Cuatro aventureros, dos franceses un italiano y un escandinavo, fracasados, vencidos, solos, atrapados en unas vidas de mil batallas perdidas, se encuentran allí, sin rumbo sin planes, sin sueños, hasta que de repente parece llegar la ocasión de una vida, lejos, en algún lado a 600 Km., un pozo petrolífero esta en llamas, solamente una fuerte explosión puede apagar el incendio. Los cuatros deciden aceptar el reto, a cambio de una buena suma de dinero, deberán trasportar en dos camiones 900 kilos de nitroglicerina, un explosivo tan poderoso como inestable que en un camino accidentado como el que tienen que enfrentar los pueden hacer estallar a cada curva…

Con los “Diabólicos”, “El salario del miedo” es considerado la mejor película de Clouzot, un maestro del suspenso y de un cine que apenas salido de la segunda guerra mundial con sus estragos, estaba construyendo las premisas para lo que estallará de allí a unos años “La Nouvelle Vague”. Lo que en definitiva hace de esta una obra de arte, un Clásico que entra en la historia del cine, es no solamente por la capacidad de construir una historia de suspenso, la maestría de Clouzot está toda en su capacidad, única, de saber retratar esta humanidad vencida, de pintar un cuadro profundo de todo un universo, poniendo en contacto el espectador con la unicidad de los caracteres de los personajes. Una particularidad que de allí a poco se transformará en un genero de los cuales los franceses serán maestros: “Le Polar” que esta a indicar una manera de construir el cine de acción o policiaco, pero siempre sabiendo justificar las historias y las violencias obligatorias del Género, con la capacidad de conjugar la crueldad acompañándola al retrato que enmarca las acciones de los caracteres en su dimensión, histórica, social, política, moral. Siempre en un “Polar” debe existir una razón para explicar el porqué de los acontecimientos. En el “Salario del miedo” la acción de divide en dos partes, la primera es la memorable introducción que dura casi una hora, que es un tiempo infinito por una película que supuestamente debería solamente desarrollar la acción, y la segunda parte, que vertiginosamente “explota” todo el suspenso y la tensión de la película. Esa parte inicial, ese prologo, es memorable, por la forma en que el director se toma todo su tiempo para introducir sus personajes, uno a uno la cámara va descubriendo y sacando a la luz las historia de estos héroes solitarios, vencidos mil veces, fracasados siempre, pero al mismo tiempo generosos y solidarios en la amistad que los une a causa del peligro que juntos los acerca a la muerte. El resto del film, que abarca todo el viaje de los dos camiones, es una muestra ejemplar de cómo crear situaciones de suspenso tan al límite que rozan lo insoportable. Este vértigo espectacular que acerca en una vorágine de peligro los personajes, sirve para dar una dimensión humana a estos hombres que mano a mano, superan obstáculos y se ligan siempre más en una amistad que solamente puede existir cuando los hombres enfrentan juntos situaciones al límite; entre la vida y la muerte, el miedo y el heroísmo, la derrota y la victoria. El Salario del Miedo es una obra afortunadamente cada vez más reivindicada hoy en día, y es que se trata ni más ni menos de uno de los mejores films de suspenso de la historia por múltiples motivos: la esmerada construcción de los personajes, lo atrayente de su premisa, la excelente puesta en escena de Clouzot para crear suspenso, la recreación del asfixiante poblado, los pequeños cabos abiertos que nunca se llegan a cerrar así como sucede en la realidad de la vida. Qué le ha sucedido al conductor que iba a acompañar a Mario? cómo pudo impedirle Jo que acudiera a la cita? cómo murieron Luigi y Bilma? y ese estilo tan rudo y salvaje, sin compasión, que no pretende pulir las situaciones para hacerlas más digeribles al espectador.

Para Clouzot la vida es dolor, y la alegría se encuentra encerrada en pequeñas dosis, para conseguirla hay que sufrir. Y nunca dura lo justo.

SESIÓN DEL VIERNES 10 de Octubre

Centro Cultural San Juan Nepomuceno 6:30 p.m.

LA CELOSIA

FRANCIA – 2013 – 77’

DIRECTOR:

PHILIPPE GARREL

INTERPRETES:

LUIS GARREL,

ANNA MOUGLALIS

FOTOGRAFIA: WILLY KURANT