Una ambiciosa proyección coherente con un sueño, el del nuevo Gobernador, planteado en los discursos de posesión de Carlos Caicedo Omar y de la nueva Alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson. Han puesto las cartas sobre la mesa, recogen la necesidad de articular acciones que permitan generar cambios reales en la vida de las personas enmarcados en campos como la economía, políticas sociales con alto impacto para dinamizar estrategias de mercado regional como el turismo y el comercio internacional y con respeto a la naturaleza.

©Fotos @agendasamaria

No suena descabellado plantearlo desde la capital más añeja, porque es el término que mejor define a Santa Marta, próxima a cumplir 500 Años. Un escenario continental con puerto marítimo y la necesidad evidente de conexión entre regiones costeras; como ruta integradora férrea y fluvial dibuja su geopolítica de acción.

La adecuación de una movilidad de envergadura en planes turísticos, respetando el ambiente desde un corredor estratégico que existe y no ha podido consolidar su peso como región. Atreverse a plantearlo como estrategia puede despertar energías latentes, aisladas y silenciosas, también suspicacias sobre escenarios futuros y la preparación para afrontarlos. Para nadie es un secreto que las intervenciones de Caicedo como alcalde en el despeje de nuevas vías ha mostrado una ciudad que alaban los visitantes, los locales las utilizamos sin verlo como grandes avances, se piensa el por qué no se habían hecho antes.

El transporte público, deficiente en calidad y respeto a los usuarios, deja mucho que desear para una capital que cada vez atrae más visitantes y obliga a su manejo con criterios de control para la atención de tanta gente cuando se desborda su capacidad de carga en playas, vías y espacios y por sobre todo «sin playa pa´tanta gente«con sueños de capital turística de envergadura. Hoy vemos visitantes todo el año que encuentran ofertas para todos los presupuestos, en gastronomía y hospedaje improvisado en toda la ciudad y un concepto de goce nocturno que es su principal atractivo. La llegada al poder de Caicedo a cargos importantes ha significado cambios o por lo menos una manera diferente de concebir el liderazgo. Por ello asistimos a este lanzamiento, como lo hicimos en su primer arribo a la Alcaldía Samaria, en cuya posesión no se interpretó el himno de oficial de Santa Marta, error subsanado en esta ceremonia. En esa fecha interrogamos sobre el gabinete presentado: ( Escuchar )

Enero 1° de 2020 ©Fotos @agendasamaria

El derecho al agua, a la salud, a la educación y principalmente a la vida en unas relaciones de igualdad, para ojalá nivelar las oportunidades de región rezagada en todos los indicadores nacionales; es una propuesta de gestión cuando se tiene la carta ganadora y la baraja completa, también de ser consecuente con las negociaciones necesarias para hacer realidad ese sueño convertido en triunfo electoral y una oportunidad de pasar a la historia con la visión adecuada a los retos del presente, caracterizado por esa ausencia integradora de anhelos populares.

El juego planteado requiere actores comprometidos y ofrece un marco de transparencia con reglas claras para imponer orden reflejado en autoridad y control real del territorio en todos los aspectos, siendo el más delicado el avance de la inseguridad por la presencia de actores armados, hechos ya diagnosticados y denunciados en alertas tempranas por parte de la Defensoría del Pueblo.

Desde esa lógica la movilidad y conectividad requieren propuestas colaborativas entre la institucionalidad, el sector empresarial y las comunidades. Ello exige dirigentes con visión y comprometidos con el trabajo y la urgencia de afrontar con imaginación y realismo práctico a la hora de implementar y concretar proyectos prioritarios, de mediano y largo plazo.

El escenario planteado en los discursos, mira más allá de las fronteras de la ciudad, fronteras mentales, imaginario que llegaba hasta Bonda, Minca y desde mediados del siglo XX hasta el Rodadero. Ciénaga, Aracataca, Fundación, El Banco, etc, generan votos pero no son considerados como centros urbanos portadores de historia y cultura, centros de vida generadora de riquezas e intercambios reales.

©Fotos @agendasamaria

Como destino siguen siendo, viajes de paseo casi que aventura; por distancias, vías angostas, con transportes varios, sujetos a horarios condicionados por la demanda de pasajeros y carga con frecuencias cuyo flujo conocen los transportadores, pero no producto de una respuesta administrativa en la administración de región. Ciudades, poblaciones y centros urbanos y rurales con vocaciones específicas que necesitan potenciarse en función de sus ventajas históricas que influyeron en la construcción económica de cada uno de sus territorios y cómo ellos aportaron crecimiento en la construcción de país.

Se nota en los accesos a poblaciones con vocación turística como Aracataca, Taganga y el mismo Rodadero; congestiones, riesgo de accidentalidad alta, falta de infraestructura mínima para un desarrollo de intercambio comercial.

Santa Marta como capital requiere un ordenamiento del uso de suelo ambicioso y acorde a la era global. Comenzando desde su aeropuerto con frecuencias de vuelos en crecimiento, igual que alta demanda de servicios básicos de infraestructura como el suministro de electricidad, agua, gas domiciliario y áreas de comercio que dinamicen la economía de lo urbano por la alta presión del abandono del campo precisamente por la ausencia de visión planificadora de flujos migratorios ocasionados principalmente por la violencia, generada por la falta de oportunidades y opciones de vida digna en los campos y regiones colombianos.

Aracataca y su Karma ©Fotos @agendasamaria

El Magdalena y su vasto territorio desatendido es consecuencia de la falta de visión de la dirigencia y su capital no ha dimensionado el rol protagónico que le asiste por derecho propio. Plasmado en la canción que la identifica “Tiene tren pero no tiene tranvía…” con una vía férrea que atraviesa su territorio sub-utilizada y ojalá, en palabras del nuevo gobernador, en movilización de cargas limpias, lo que mencionó varias veces en clara alusión a políticas centralistas, carentes estas de visión integradora e irrigadora de beneficios proporcionales al tamaño de inversión en vías y su beneficio directo por las zonas atravesadas. También se infiere al desarrollo de prácticas ambientales conectadas con efectos del cambio climático.

El caso del suministro de agua potable en las poblaciones bañadas por los ríos principales, son la ironía palpable en la ausencia de acueductos. La falta de sentido humano y los criterios centralistas en las ejecuciones del estado, además mediados por la corrupción, han destrozado las posibilidades para desarrollos locales que sumen, han condenado al atraso su territorio y se carga de problemas al bloquear las aspiraciones de los pueblos y con ello se condena la sociedad entera.

Es una propuesta de trabajo mancomunado que parte de una visión participativa planteada por Caicedo, gestada y administrada desde una capital como una serie de acciones y compromisos, porque de inversiones o grandes presupuestos no habló, sí de exigir la inversión del orden nacional en todos los frentes para que comunidades empoderadas consigan ir disminuyendo la brecha con otras regiones.

©Fotos @agendasamaria

Planteó su gestión para integrar comunidades y regiones abandonadas escuchando sus clamores y en la misma ceremonia de posesión las comunidades indígenas y habitantes de La Sierra presentaron sus anhelos reivindicatorios en un documento extenso que se leyó ante los asistentes al acto.

El nuevo Magdalena

Tal es la visión de región planteada y adelantó el anuncio de un Congreso del cambio para deliberar durante tres meses y definir la hoja de ruta de construcción del nuevo Magdalena, de allí debe salir el plan de desarrollo definitivo. Hasta ahí entendimos, pero se pretende un mayor alcance y su solo planteamiento coincide con las pretensiones por largo tiempo latentes en la región como una sensación de abandono; la sola propuesta comenzó a generar reacciones a favor y en contra. Un líder local nos comentó lo estratégico que sería como impacto de opinión realizarlo en Bogotá con la forma de un Foro y ver posibilidades vinculantes de los resultados, adicionales a plantearse en el plan de desarrollo como un compromiso de región. Modelos de regionalización y unificación de prioridades y ejecuciones coordinadas desde los departamentos en alianzas empresariales y con sus representantes en el congreso se han planteado en torno a la conformación de la Región Caribe, lo que se ha tratado por vía parlamentaria y también por la suma de voluntades entre gremios y academia, y se continúa intentando, La Casa Grande Caribe sigue trabajando.

Muy interesante el planteamiento como reto local y regional del Magdalena que puede resultar fortaleciendo esa iniciativa, despertar esa conciencia con nombre propio en lo local y que su influencia muestre salidas a un país sin salidas a la vista, inmerso en conflictos varios y todos ligados al derecho humanitario. Enfatizó la voluntad de implementar los acuerdos de paz para la reconciliación con la vida de la región. Recuperar su grandeza inicial desde la provincia y para ello están alineadas las políticas del Distrito con la Gobernación que cuenta con la Universidad del Magdalena como modelo de gestión y capacidad transformadora de región por medio del conocimiento, ello también mencionado varias veces en su discurso de posesión.

Ambos mandatarios presentaron videos sobre su trayectoria y el del gobernador se mira a sí mismo como la historia de un sueño convertido en leyenda; pero igual de esa forma se le percibe y reconoce su capacidad de impulsar sueños, de otra manera no se entendería ese apabullante resultado electoral que hoy es tema constructor de historia. Esto debe ser un recordatorio para sus seguidores en la continuidad de su movimiento político y cuya aspiración presidencial: «aplazada mientras se consolida la etapa del reto asumido» y de cuyos aciertos depende un paso en esa dirección.

En el caso de la Alcaldesa Virna, transmitió con una fuerza y convicción, que no se le vio en campaña. Los frentes que trabajará fortalecen el rol de la mujer brindando las herramientas que tejan comunidad y enfatizó en la creación de condiciones para generar oportunidades de trabajos e ingresos en las familias; más que un rosario de promesas fue una declaración de principios muy claros, expresados convincentemente en un tono, insistimos que no se le había escuchado. Ello mostró a una mujer al frente de la ciudad con hechos que se pueden ir midiendo en la marcha y su implementación será su esfuerzo ya que su mentor deberá ocuparse por entero a ejecutar otro tanto en la esfera del departamentodeberá dejarla decidir y ejecutar.

Como reto para el periodismo local y para la opinión ciudadana, fiscalizar el cumplimiento de los puntos tratados puede consolidar el sentido del proyecto político o el efecto contrario y generar una resistencia ya planteada al conocer el equipo de trabajo. A todos nos conviene que funcione, debe generar ventajas en campos de acción y expansión de las posibilidades como esfuerzo conjunto si muestra señales de apertura para sectores independientes o gremios; esa intención de apertura la expresó el gobernador en su discurso y esperemos ver la forma de concretarla.

La conveniencia de una sola línea de acción desde el ejecutivo departamental y distrital tendrá que mostrar resultados, porque la fuerza que los eligió ya les dio un aval de confianza con los resultados que hoy se expresan en tono vencedor –y no sonó revanchista- se percibe como una invitación desde El Altar de La Patria en La Quinta de San Pedro Alejandrino.  Es el escenario para ventilar ideas con la altura y fuerza necesarias en esta coyuntura de la historia.

Altar de la Patria, escenario de proyección: ©Fotos @agendasamaria

NOTA DE CIERRE

Esto se publica cuando ya se conoce la conformación de ambos gabinetes: la alcaldesa apostó por lo femenino y en la gobernación una alta cuota de poder se entrega a fichas propuestas por sectores opositores al grupo de gobierno, ejecutivos con brillantes desempeños, pero con arraigo y ejecutorias en otras regiones; se está importando talento, y equivaldría a pensar que en las filas del movimiento triunfador ¿Fuerza Ciudadana no se contaba con personal de confianza poseedor de las calidades necesarias, o es una estrategia de alianza con fuerzas del poder en lo nacional para fortalecer no solo la estrategia local sino a sectores de opinón opuestos a la estrategia demoledora de la derecha en el poder?

Se vio en campaña y se comprobó al arranque del mandato. En la posesión se vio a Clara López y a otras figuras del orden nacional y en el caso de Clara una importante cuota en la conformación del gabinete. Vimos también, al exgobernador de Nariño, Camilo Romero que muestra su apoyo para este proyecto político de gestión, su solo nombre ya es marca de claridad en la acción y desconocemos el alcance de su relación con la fuerza en el poder que comienza en 2020 desde el Magdalena y desde Santa Marta.

Relativo