El libro de Juan Carlos Roque y el transmedia «Buena Vista Social Club»

“Cómo Cuba puso a bailar el mundo” un ameno y revelador libro del “documentalista radiofónico” Juan Carlos Roque, cubano que se hizo en la radio europea (Radio Praga en su época de estudiante, luego Radio Nederland, y actualmente en Grandes Reportajes de RFI) Entrevista en Radio Exterior de España con el autor y reseña sobre el libro. .

Fotografía (Firma de libros en Holanda con la colombiana Nayive Andrea Correa Hurtado)

EL LIBRO

2 Opciónes de escucha

PortadaYcontraPortada

Muy diferente experiencia produce un libro en el lector desde que su portada lo atrae en la librería -real o en la red- a la que se pueda tener escuchando al autor en la presentación del libro, lo que comenzó en Barcelona, y sigue por varios escenarios hasta las próximas presentaciones en los Encuentros de realizadores radiales en septiembre y octubre de este año.

La entrevista transmitida en Radio Exterior de España y la lectura del libro es el mejor ejemplo sobre los productos culturales transmedia y su efecto sobre narrativas que se entrelazan y cobran vida como el amigo que es el libro en la mesa de noche o el descargado recientemente para el dispositivo de lectura, que se devora con igual ímpetu.

En el libro relata y conecta la crónica radial que documentó en Radio Nederland como una avanzada de exploración sobre un proyecto musical que tuvo su lanzamiento a finales de los años noventa con dos conciertos en Holanda y cuya coordinadora Eli Silvrants embarca a Radio Nederland en un viaje que da como resultado todo el material sonoro y audiovisual.

El proyecto  termina en Barcelona y posteriormente en Londres y  remata con dos conciertos finales en Cuba en mayo de este año. El nombre-marca Buena Vista Social Club generó un quehacer tan fuerte que recoge experiencias anteriores que a su vez son parte del movimiento del son cubano con la dulzura del bolero, la experimentación de la percusión y la cadencia propia del Caribe expresada en la melodía en su piano, convocando el espíritu de Ernesto Lecuona.  Todo surge ahora unificado con la fuerza que se nutre de lo auténtico como lo es la música cubana y su proyección en el gran contexto del sonido americano como el Jazz.

Muchas emisoras que retransmitían a RNW;  por mucho tiempo y por lógica extensión, la difusión del trabajo discográfico puso en el imaginario de la audiencia un paisaje sonoro que saltó a los mejores centros rumberos y el Buena Vista se tomó las noches; está en los dispositivos y en la sangre de todos los amantes de la música sin distingo de capas de edades y que hoy se sintetiza en el libro: CÓMO CUBA PUSO A BAILAR AL MUNDO.

El sonido que Ry Cooder y Nick Gold proyectan, el primero en el imaginario musical y el segundo en el toque empresarial necesario para que el fenómeno y su éxito comercial aparecieran en el momento justo.

JUAN CARLOS ROQUE

Reconstruye con el rigor periodístico de una vida dedicada a la radiodifusión la experiencia del fenómeno Buena Vista Social Club, es una garantía de su valor. El hecho de ser cubano desmiente también el mito de que solo los extranjeros pueden tener una visión universal sobre lo local -porque muchos documentalistas han tratado el tema- pero ninguno con sangre y vivencias cubanas al narrar lo propio con la necesaria distancia de una producción comprometida con la verdad;  y narrar la verdad con la suficiente independencia  le da el mérito de ser la obra literaria que aclara -como también lo dice en la entrevista- muchos de los mitos y leyendas sobre el fenómeno mediático del siglo XX y XXI ahora insertos en la cultura global, toda una gran transmedia.

Queda claro en el libro que quien tenía el proyecto listo, y que lo venía construyendo era Juan De Marcos González; por ello es el protagonista del capítulo central, porque fue quien reunió a los que ya eran grandes, solo se les convocó a un espacio de creación y se sabe que el talento compartido potencia una comunión que ya existía entre los afamados músicos.

Es también evidente la suerte de este musicólogo gestor, quien ahora lidera proyectos de gran trascendencia que experimenta con nuevos músicos cubanos  en Afrocuban All Stars, sumando sonidos actuales con tradición en su moderno estudio de producción.

De allí en adelante es una revelación constante y un compartir de tu a tú a tú -autor lector- Un encuentro cercano con cada uno de los músicos geniales que revelan su sentido humano en sendos perfiles de lectura individual…

La circunstancia o cadena de ellas, permitió que juntos concretaran la esencia de lo que cada uno llevaba dentro, porque fue eso, una conexión espiritual de un rito sincrónico que hace de la esencia cubana una identidad y hoy es salvaguarda natural de lo auténtico.

La narración de la escena en la Casa Blanca ante el presidente Obama cuando llega la interpretación de El cuarto de Tula, es toda una banda sonora mental para la descripción que se imagina y se goza con la complicidad de la malicia caribeña. Cuando se ve literalmente a los protagonistas  posando para una foto que ellos saben histórica y que lleva al lector a la imagen de las noticias sobre el evento en la casa presidencial, antesala de la reciente visita diplomática del gobierno norteamericano a Cuba con la intención de superar un aislamiento y cuyo proceso se desenvuelve entre otras despejando el escenario laboral para los músicos cubanos.

Defender la fidelidad de su esencia mantuvo latente unos talentos que no dejaron morir, su vida, la de Cuba y la de la industria de la música puso en su camino las condiciones para que el encuentro se diera; todo estaba listo a la espera de la oportunidad…

La fuerza del BVSC, agrupación ganadora del Grammy Award for Best Traditional Tropical Latin Album, en 1998, es parte del fenómeno pero  se describe en detalle una noche ante el presidente norteamericano  Obama con lujo de detalles, como para llevarnos al evento social de connotaciones políticas que se avecinaba.

Impresiones generales

Acompañan la lectura estrofas de las letras y el cerebro se pone a cantar en segundo plano en 252 páginas que se leen como quien asiste a momentos de una epopeya  gestada por el destino, tal vez con la fuerza de las creencias profundas de la espiritualidad cubana que afloran naturalmente en un contexto cultural y que es la realidad para un mundo que debe aceptar culturas próximas  diferentes con las que debe convivir; de hecho lo viene haciendo desde hace varias generaciones, cuando se vive la música cubana sin estar plenamente conscientes del sufrimiento de un pueblo tan amigo y común pero tan aislado en su lucha. Si la música sirve para unir los pueblos, este libro nos dice cómo.

Un referente obligado, para volver a la vida de esos músicos y en su propia voz; el primer transmedia del Caribe, puede sonar extraño pero el boom del Buena Vista Social Club se expandió por el mundo y cumple todas las características de un transmedia:

Los productos derivados de esa gran marca como el libro de fotografías, el mismo documental, que obliga a buscar otras narrativas que se gestan en los estudios de Radio Nederland al tiempo que sus discos ponen al mundo a bailar, ello se resume en el título.

Se agradece una infografía que acompaña el libro en la cual se esquematizan las jerarquías de los acontecimientos que conectan la línea de tiempo con el orden de los acontecimientos.

La historia de las relaciones de Cuba con el mundo tienen en Buena Vista Social Club una punta de lanza en la normalización y reconocimiento de Cuba en el concierto de países del mundo, fenómeno que da visibilidad renovada a un carácter de pueblo orgulloso de sus raíces y con fuerte personalidad que se expresó en una diplomacia con la elegancia caribeña.

COBERTURA DE RADIO NEDERLAND

“Cuatro meses después de las entrevistas con todos los integrantes fundadores del Buena Vista Social Club, se producía la ceremonia de estreno de la serie radiofónica BVSC: El camino del éxito en el entonces Hotel Golden Tulip Parque Central, en La Habana. Asistíamos a la presentación junto a una representación de Radio Nederland Wereldomroep. Lodewijk Bouwens, director general de la emisora y Dick Kuijs, jefe del departamento de Música, así como Eli Silvrants, especialista en música cubana y coordinadora de los conciertos iniciales del proyecto en el Carré de Ámsterdam y el Carnegie Hall de Nueva York”

El libro es prologado por Mariam Núñez Más, escritora y gestora cultural cubana y representa la perspectiva desde el sector cultural de la isla.

Dirección General: Marcelo Perazolo

Transcripción de las entrevistas originales: Mirtha Esther Guerra Moré

Fotos: Juan Carlos Roque y Eli Silvrants

Ilustración de cubierta: Ángel Manuel Ramírez

Diseño de cubierta: Laura Gissi

El libro está a la venta en Libros en Red y en Amazon

El Arte de hacer radio

BBC

Buena Vista Social Club puso a bailar a la Casa Blanca