Martha Herrera de La Cueva

Efraim Medina

http://carnavaldelasartes.bligoo.com/programacioneinvitados

El lema «La reflexión como espectáculo» amplía el espectro del carnaval barranquillero y lo consolida en sus dimensiones, logrando en la práctica que sea una estación obligada para recuperar el disfrute de la vida.  En los días previos al gran carnaval, llegan a Barranquilla los protagonistas a vivir el carnaval desde su perspectiva de realizaciónes de vanguardia en las artes y la cultura mundiales.

Aprovechamos para destacar la presencia de un samari0 entre ellos, Guillermo Linero, artista plástico sobre quien se hace el siguiente fragmento en la reseña de las personalidades invitadas: «El Flaco, como irremediablemente le llaman sus amigos en honor a su proverbial delgadez, es poseedor de una inagotable curiosidad tanto por el género humano como por las múltiples posibilidades del arte, lo que le permite explorar las diversas sensibilidades de la narrativa, la música, la escultura, la poética y la pintura, aunque sean las dos últimas donde más cómodo se siente»

El estilo irreverente de los participantes habla de la urgencia para integrar el protagonismo de los artistas a la vida de las ciudades como ha sido el caso de Cartagena con los eventos internacionales y el de Barranquilla con el Carnaval «ampliado» durante 5 días para hacer de la cultura una reflexión que se goza.

En este punto brilla el rezago de Santa Marta a la hora de mostrar su creación en algún evento que la destaque con calidad y por allí se asoma el esfuerzo de Carlos Vives quien ha sido nombrado «Padrino de las Fiestas del Mar» por el nuevo Alcalde de la ciudad, carlos caicedo Omar.

El Informativo «El Espejo» de Campo TV Martes 9:30 P.M.

El martes a las 9:30 P.M. Annabell Manjarres presentará una entrevista con Efraim Medina en el programa «El Espejo» de Campo TV.

Relacionado

Entrevista en El Heraldo

Contexto  literario con la FNPI

Ambiente hace medio siglo

Un testimonio fílmico, un documental en colores de la NFB canadiense, imágenes de hace 50 años del Carnaval de Quebec, nos demuestra que la rumba del carnaval debe integral actividades culturales y comunitarias (véalo   acá)