Total coincidencia entre la propuesta de arte de Carlos Chacín y el mensaje del conferencista Manuel Domingo Rojas «Bolivar mestizo» en el natalicio 233 de Simón Bolivar en La Quinta de San Pedro Alejandrino.

«Dejen que sople» es un llamado  para que el elemento aire en movimiento refresque las ideas y corazones de los colombianos; también la esencia de la conferencia BOLIVAR MESTIZO.

La escultura

Por el lado del reto monumental que significa subir una pesada estructuta metálica a la terraza del Altar de La Patria, monumento nacional, asegurarlo y dejarlo a merced del viento -que en santa Marta es traicionero y que cuando sopla pone a prueba todas las estructuras de altura- supone un reto y apuesta atrevida para un mensaje de arte.

Sin entrar en consideraciones sobre la forma en la que se ensambla en altura semejante escultura -el artista no quiso dar detalless al respecto-  solo manifestó satisfacción por el logro que está allí  para soportar todos los vientos y miradas posibles; que la obra haga su trabajo…

Se alteró el paisaje del patio de banderas y se puso en la cúspide del monumento un juego de 100 ventiladores -abanicos de techo- con tres palas cada uno, lo que suma 300 aspas retando al viento, dirigidas hacia abajo, como refrescando el monumento de las naciones liberadas por Bolivar y enmarca un escenario preciso -por ejemplo-para la coyuntura de la firma del acuerdo de Paz, no hay otro escenario adecuado de una manera tan emblemática y en Santa Marta se acaba de crear.

Recordemos que el rector de la Universidad Nacional ofreció el campus para ello, y de esta manera se adelanta sobre el simbolismo del futuro acto y sobre el cual no se ha anunciado nada todavía.

¿No es el momento de mostrale al gobierno nacional otro escenario como el Altar de la Patria, coronado con una batería de «ventiladores» porque se requiere cabeza fría para emprender el andar que se propone. Y se debe señalar también que el crecimiento exagerado de viviendas -formales y no tanto- son un laboratorio de paz y convivencia vivo actualmente.

Refrigerar, hacer circular ideas y pensamientos, atreverse a soñar como lo hizo Bolivar, parece el sentido del mensaje bolivariano latente en los jardines de La Quinta.

El escenario está listo y Santa Marta por su característica existencial es un lugar apropiado para andar nuevos rumbos, siempre lo ha sido.

Conferencista

BOLIVAR MESTIZO

Una propuesta en igual sentido puso en escena el cartagenero académico historiador invitado, Manuel Domingo Rojas, él sincronizado con Chacín, puso a volar la idea que mira al ser caribe en un contexto mucho más ámplio que el caribe continental como región.

La estructura de su planteamiento -igual que el soporte de la escultura de Chacín- se forja sobre el papel, se estructura sobre sus bases, las motivaciones e instantes que van iluminando la decisión que se apuntala con certezas y que confirma en su viaje a Europa acompañado de su maestro Simón Rodriguez y de Humbolt, mirando el tamaño del liderazgo de Napoleón -más no su esencia- hasta tener el panorama claro y los objetivos ordenados en su jerarquía precisa.

Se apoya el conferencista José Domingo Rojas en las múltiples narraciones del proceso de formación -iluminación, dirán otros- que tiene Bolivar y que se lee en muchos tratados sobre su obra. Uno de los pilares es la visión planteada por «El Brujo de otraparte» Fernando González, el filósofo antioqueño quien sobre Bolivar dice que cumple los tres pasos necesarios que todo emprendedor debe asumir:

Saber hacia dónde dirigirse

Obsesionarse con la idea de conquistar esa meta

Y Poner la disciplina en la misión sin distracciones ni pérdidas de foco

Hay en el mestizo que caracteriza esta región del mundo todos los elementos que llevaron a Bolivar a retar a un imperio envolviendo el destino de muchos guerreros que lo acompañaron para emprender una cruzada renovadora, su espíritu rebelde circula en su morada definitiva: Árboles centenarios, animales y flora están en el santuario y estimulan la imaginación de cada cual sobre significados en el lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bolivar mestizo es la suma de fuerzas que imprimen una dirección al destino de los pueblos en un momento histórico particular y cuya decantación y balance final se encuentra como legado en en el emblemático lugar donde falleció el hombre pero depositó sus sueños que hoy circulan en los jardines de la Quinta de San Pedro Alejandrino, en una sinfonía de colores que tiñen su paisaje y que invitan a reflexionar sobre los momentos de cambio, esos cuando el aire entra al abrir las ventanas o al prender los ventiladores.