Costos ambientales ¿Cómo los asume Santa Marta?

Además de noticia nacional -es la segunda vez que se imponen sanciones y suspensiones a la actividad del carbón en la ciudad- En esta oportunidad en la zona de influencia y alma del Centro Histórico samario: el puerto de Santa Marta.

Además de noticia nacional -es la segunda vez que se imponen sanciones y suspensiones a la actividad del carbón en la ciudad- En esta oportunidad en la zona de influencia y alma del Centro Histórico samario: el puerto de Santa Marta.

El costo se traslada directamente al habitante de la ciudad, a sus visitantes y no muestra compatibilidad con un futuro «turístico» acorde al espíritu de la ciudad con vocación cultural centrada en el pasado histórico que es la marca cultural y herencia como legado de Santa Marta para Colombia.

El contexto nos muestra dentro de la proyección de acciones de la Administración Distrital, la necesidad de trasladar las actividades relacionadas con el manejo del carbón -lo manifestó recientemente el Sr. Alcalde Rafél Martínez y como Alcalde por derecho propio miembro de la Junta Directiva del Puerto- a la zona donde ya operan los puertos carboneros en el sur, zona límite entre el aeropuerto y Ciénaga, al final es llevar el problema de una playa a otra en donde las condiciones de manejo controlen efectivamente los peligros de contaminación que la actividad tiene.

Sin que se pueda relacionar –hasta ahora– directamente con la afectación a la pesca en las recientes emergencias de mortandad de peces, si preocupa la actividad como una amenaza potencial al ecosistema.

Se suma a ello la ampliación del aeropuerto y su pista, la creciente demanda de terrenos para proyectos turísticos; un uso claro y mejor definido del suelo con la lógica visión de una infraestructura de transporte -para las cargas de los puertos y para el movimiento de visitantes y locales en temporadas turísticas-.

Si es una gran actividad económica la que se desplegará, esta debe verse reflejada en el desarrollo general de la zona.

El delicado balance, ya degradado por otras causas pero que también afecta la zona de intercambio  entre el agua salada del mar y el agua dulce de la Ciénaga Grande.  Las consecuencias para el complejo hábitat de la zona con la afectación de los pueblos lacustres y su cultura pesquera, es lo que se debe evaluar.

Como nos va a salir de costoso el cambiar los colores de nuestra bandera: el mar ya no es tan azul, el blanco se contaminó de carbón y lo que prevalece es un tono gris en todo, hasta en las regalías.

Sostenibilidad

CARBOSAN

Como medida preventiva, este jueves la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), tomó la decisión de suspender las operaciones de recibo, almacenamiento y cargue de carbón que son llevadas a cabo en la Bahía de Santa Marta por la Sociedad Operadora de Carbón de Santa Marta (Carbosan). La disposición se debió a que la entidad encontró que la empresa operadora incumplió el Plan de Manejo Ambiental, poniendo así en riesgo la fauna, y la calidad del aire y el agua de la zona de influencia del terminal marítimo.


Una instancia que regule ambientalmente como el MADS, una entidad como el ANLA que maneje las licencias; la cadena de gobernabilidad se debilita cuando llega a las instancias de la población baja.  Se debe evitar sean los sectores populares y su milenaria economía centrada en la pesca, la afectada en lo inmediato.

En el largo plazo las bondades paisajísticas, culturales y ambientales continuan su lento pero implacable desgaste, poder al menos detener la devastación  de recursos y no ya de forma optimista hablar de su potencial en la utilización como recursos extraordinarios, que lo son, comocla calidad del aire y del agua y con ellas garantizar sostenibilidad de la fauna yflora como cadena saludable que se manifiesta en el canto de los pájaros cuando la lluvia cae.

Turística si y más que industrial, epicentro de negocios internacionales que no tienen porque crear conflicto con el entorno humano y el carácter cultural bohemio y alegre de este pedazo del caribe. Bucanera, aventurera y para soñadores emprendedores. Para bailadores en carnaval y en todo el año, para lamentos de acordeón y refugio para desencantados del primer mundo, para viajeros inteligentes y para pensadores en el marco macondiano.

Llegó la hora del despertar samario y lo que viene es trabajo duro, continuado y apasionante: explorar alternativas empresariales de uso de las ventajas únicas que tiene el puerto samario -al fin y al cabo la ciudad ha dependido de ello desde siempre y ahora las condiciones exigen la alta especialización del puerto en el manejo del comercio internacional y de todos los acuerdos comerciales que dibujan el escenario de los negocios internacionales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Apoya el Podcast

Curaduría de Podcast

Apple

Ivoox

Nuevos Medios