No le cabe otro titular ya que una obra avalada por la Secretaría de Cultura de Barranquilla, que fué presentada a finales de 2011 en la estación Transmetro del sistema de  transporte público de barranquilla, ha sido motivo de un fallo judicial en primera instancia, pero se deduce del pronunciamiento de la artista en su sitio web, que el fallo la obliga a rectificar el mensaje de la obra, sin conocer el texto del mismo, la única expresión que se le acomoda es censura y por un tema muy delicado actualmente en colombia: Racismo, la obra «Blanco Porcelana» de Margarita Ariza, actualmente en exhibición en la Galería Valenzuela Klenner de Bogotá, enfrenta una disyuntiva que a todas luces confirma el mensaje de la artista, lo reafirma y pone el tema en el tapete de la discusión pública.

En el marco de la inauguración de la 4ª Trienal Internacional de Acuarela en Santa Marta es el tema que se analiza y se regó viralmente en el medio artístico colombiano.

Reseña de Blanco Porcelana con María Cristina Agudelo

Su trabajo de carácter autobiográfico extrae de su propia vida, frases familiares y prácticas de belleza cotidianas que cuestionan la aspiración de blancura heredada de la colonia,  vigente hoy en un modelo de belleza heredado y reproducido mediáticamente, directamente relacionado con la discriminación racial.

La reflexión que plantea este trabajo es necesaria dentro del contexto latinoamericano, colombiano y local, ya que aborda el racismo, no desde el punto de vista de sus manifestaciones más abiertas, sino que se centra en el aspecto velado de esta problemática, revelando esta construcción cultural incuestionada, compuesta por creencias, valores, palabras y prácticas transmitidas de generación en generación.

 El tema tampoco  se establece desde un grupo racial definido, sino desde la perspectiva de una familia mestiza y desde la experiencia más personal. Así partiendo de lo individual conecta profundamente con la realidad social de nuestro país y con la herencia colonial que aún perdura y se refleja en nuestras acciones diarias.

Margarita Ariza trabaja  trasladando escenas o fragmentos de su historia personal fuera de su contexto natural e interviniendo objetos del ámbito familiar, situando lo íntimo en un espacio transitable. Trabaja con elementos de su cotidianidad, sin aparente importancia y mediante cruces con la historia, la apropiación de imágenes y la intervención de espacios, establece conexiones con aspectos problemáticos de la realidad social.

Su proyecto Blanco Porcelana, recibió la beca de creación y circulación en artes plásticas de la secretaria de cultura de Barranquilla en 2011. Ha realizado intervenciones en el espacio público que incluyen el sistema de transporte integrado  de Barranquilla Transmetro y el almacén de productos de belleza Fedco.  Participó de La Otra  en Cartagena y realizó un taller con las profesoras del colegio la playa y aeiotú en Puerto Colombia.

En esta ocasión exhibe el proceso del proyecto desde sus inicios hasta las más diversas  manifestaciones en la recepción de la obra.  Verónica Wiman apunta al respecto  ¨el trabajo de Margarita Ariza, Blanco Porcelana, se realiza en un lugar y un momento en el que el tema tiene un relevante significado. La importancia actual de este documento o monumento es fundamental, para romper el silencio y sugerir otros caminos para el futuro.¨

RELATIVO

«Con el fin de dar cumplimiento al fallo de la juez de la primera instancia y con el objetivo de aclarar el tono de la interpretación de los argumentos incluídos en la tutela número 2010-047 interpuesta por las señoras….(leer texto completo de la aclaración en la página de la artista)

Video de Margarita Ariza en Interferencias
Blanco Porcelana El Espectador
Por: Carolina Botero Cabrera

Entrevista en 2011 con Margarita Ariza de Natalia Gnneco