Se fue Bebo el grande, y parte de su legado visible son su hijo Chucho y su nieta que estudia piano, pero su carácter amable y sereno esconde una indescifrable personalidad alejada totalmente de la ambición , un ser de los pocos con una visión clara de su sentido de vida.  Su retorno a Cuba se produce ya como legado inseparable del espíritu cubano que reivindica el tamaño y dimensión humana del caribe, sólo posible, al encontrar «los amigos» que le permitirían realizar su sueño.

Su participación en la película de Fernando Trueba titulada: “El Milagro de Candeal“, un film que cuenta, entre otras muchas cosas, la historia del viaje de Bebo Valdés a Salvador de Bahía (Brasil) para reencontrarse con sus orígenes africanos.

Carlinhos Brown, Marisa Monte, Caetano Veloso, Bebo Valdés & Cezar Mendes

Tocó al lado  de todos los músicos importantes del sonido caribeño, supo como ninguno ser parte de un equipo en el cual nadie es más que otro;  todos tienen su momento que él manejaba dando la pausa y entrada para cada talento.  Una vez se tocaba con él se generaba empatía entre grandes, al fin y al cabo una institución musical como Bebo genera momentos únicos e irrepetibles en la magia de la música.

Fue la estructura melódica que catapultó el talento de muchos, su creación de mayor impacto y distribución es el álbum «Lágrimas Negras» una síntesis de sus posibilidades, en sí un homenaje al intérprete y compositor cubano Miguel Matamoros, una afirmación de clase en el talento contemporáneo, como confirma en la entrevista con MARA TORRES (la vida le dio mas de lo que soñaba)

Portada del DiscoLa producción de este trabajo discográfico es un proyecto integrador de mayor alcance que cualquier intento de alianza política o comercial de región, cuando él interpreta, une fronteras y borra nacionalidades, descubre un sentimiento en cada uno de los seres caribeños formados en la era del bolero, lo que caracteriza la sensibilidad de la americana hispana, pero también de la anglosajona pues se podría decir que reinventó el jazz al tamaño de sus manos.  Igual que Lecuona esto marcó una capacidad de ejecución del instrumento para que sonara a lo que sentían.

Como creador le da vida a las composiciones, o mejor al sentimiento de estos geniales compositores; el cubano Ernesto Lecuona, quien imprimió la materia de lo que somos, o de George Gershwin quien revela el soul de la música americana:  Una identidad en torno al sentimiento que nos conecta con la lúdica del instante caribeño, la capacidad de hacer resonar cada neurona que nos predispone a la danza sanadora y con ella a amar la vida y el carnaval.

Impresionan sus presentaciones en un elegante traje con corbata incluida, imagen distante de la guayabera colorida. Un cubano errante por el mundo al que tuvieron que ir a buscar para incorporarlo al proyecto «Lágrimas negras» un homenaje a su vida y en vida, gestionado antes por Paquito D´ Rivera y por Fernado Trueba en el documental «Calle 54» quien termina produciendo el disco.

En el disco Lágrimas Negras participan músicos como Javier Colina, Paquito D´Rivera, Tata Güines, Piranha, Juliancito, Federico Britos (violinista Uruguayo)  sabor a pampa en un tema sublime, “Niebla del Riachuelo” y en general músicos que representan la esencia de sus regiones en un todo cantado por Cigala quien con el flamenco integra américa y la Europa de ancestro Gitana pero con un fondo cubano y caribe.

«Bebo de Cuba»  su creación maestra, escrita en Estocolmo y grabada en New York, consta de dos obras  ‘Suite cubana» y «El solar de Bebo» al lado de los grandes en una producción al mejor estilo de Brodway y con sabor latino que Fernando Trueba y Nat Chediak, producen como lo mas sofisticado y representativo de la impronta  en el sonido latino.

Bebo en Cine

Un documental que revela el «viaje de iniciación», suponemos eso significó su aprendizaje en Salvador de Bahía, en el que debuta como actor testimonial -de su propia vida-  «El milagro de Candeal«, un lugar producto de la resistencia y las ganas.

Más tarde  y cercano a nuestro tiempo «Chico y Rita«, película animada nominada al Oscar como mejor animación, músicalizada por él e inspirada en su vida, y que ha debido ganar la estatuilla solo por su atmósfera recreada que nos hace olvidar que vemos una animación muy de la estética Hollywood, precisamente como lenguaje integrador y creada con tecnología europea.

Con Lágrimas Negras obtiene el Grammy Tropical mas merecido como mejor disco, en este se incluyen ritmos de diferentes nacionalidades hasta con sabor carioca, toque que pone Gaetano Veloso con su voz interpretando «Corazón Vagabundo», poema de Vinicio de Moraes & Antonio Carlos Jobim.

Lo mejor de su interpretación es el efecto que produce en quien lo escucha; la sensación de estar viviendo una vida donde reina la música y con ella la alegría, se asoma la melancolía lógica de los desamores y abandonos, pero fuera de eso nos muestra como  seres civilizados capaces de digerir y re-elaborar lo mejor del sentimiento latino caribe y con sonidos cubanos pero integrados con lo universal en una modernidad deseable sin abandonar para nada las raíces.

Desde la perspectiva del jazz libera y sin misterios, un sentimiento característico de la libertad entendida como la capacidad de ser auténticos en un mundo de autómatas.

El proceso de la fidelidad a una herencia lejana que vino de África con los esclavos y evoluciona hasta lograr el milagro del swing en el jazz americano, factores que para Bebo fueron naturales para producir sonoridades con sabor a promesa de un nuevo mundo posible en donde sentimiento y vida se encuentran en su expresión cotidiana; la música nuestro alimento mas allá de los intereses de las disqueras o del iPod.

¿Al final a qué suena Bebo con el Cigala?  Tan familiar y reconocible en España como en cualquier lugar del caribe o la américa de la pampa y hasta el espíritu brasilero; pero en cualquier cultura e idioma sus solos de piano son vanguardia del jazz.

Privilegiados los clientes del bar escandinavo del hotel donde Bebo tocaba regularmente, y llama la atención su aislamiento en una sociedad tan lejana a su caribe colorido y ardiente.

Como destaca la prensa en sus informes de estos, permaneció cerca de tres décadas en un anonimato y lejos del espíritu de los músicos compañeros de siempre que tuvieron  que ir a buscarlo para producir ese trabajo en 2004 -con el cual nos devolvió lo que creíamos perdido- pero ahora universal con el canto gitano de Diego el Cigala-una integración mas- con el fondo de la esencia europea.

La música y la vida son una sola y se integran vibrando con la alegría que despierta la música, así de simple su talento incompatible con el proyecto político cubano, lo obligó a aislarse de esos intereses mundanos para respetar la esencia de su Cuba caribeña.

No se dejó cortar las alas y se elevó a la estatura que fluye en su encuentro con el piano para recordarnos que lo importante está en lo cotidiano, lo que hacemos con amor.

Esa es la vida digna de un lado del mundo donde su gente y lo que hace es lo que importa.

Gracias Bebo por tu tiempo con nosotros!

Además en Santa Marta época del comienzo de Agenda Samaria en Radio Galeón y  como dato adicional con esas canciones se hizo la calibración del sonido inicial del más popular bar de Santa Marta, La Puerta.

Agenda Samaria

Relativo (Los que saben de Música Afrocubana)

Luto por pianista cubano, Bebo Valdés, UN Radio programa «Caminando por por las Sendas de la Música Afrocubanas

CESAR PAGANO en El Tiempo

EL PAIS de Cali: Bebo Valdés, el músico al que Cuba ignoró

Bebo por Marta Valdés: Compositora, guitarrista e intérprete cubana.

Bebo Valdés no cabe en Radio 3

Polémico artículo en Blog de El País por Diego A.Manrique

¿Fin del veto para los músicos prohibidos? Hablan los realizadores cubanos por: Juan Carlos Roque en Radio Nederland

El Sello Mariscal

DOCUMENTAL SONORO EN UN RADIO (La Radio de la Universidad Nacional)

UN Radio  Bebo Valdes  1ª parte 21 de mayo 2011. / Bebo Valdés  2ªparte 28 de mayo 2011

Apasionante historia de la formación desde su niñéz y el peregrinar de Bebo tras la búsqueda de desenvolvimiento como músico; narrada por Ismael «Maelo» Carreño en Musicales de UN Radio.