Las obras las inaugura el Ministro Luis G. Murillo en compañía del Director de Corpamag, Carlos Francisco Díaz Granados, en acto que tiene lugar en la embocadura del Caño Clarín Viejo, en el corregimiento de Palermo, municipio de Sitio Nuevo, en la mañana de este domingo 17 de diciembre de 2017.

Previo al acto, el Ministro ofrece una rueda de prensa y tras cortar la cinta en compañía del director de la corporación,  hará un recorrido en lancha por el caño clarín viejo al que están invitados líderes pescadores de la región, gobernación, alcaldía y la prensa.

La Corporación Autónoma Regional del Magdalena, (CORPAMAG), entregó este domingo las obras de recuperación de los caños que alimentan de agua dulce la Ciénaga Grande de Santa Marta, las cuales fueron ejecutadas en convenio con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible e INVIAS, con el propósito de mejorar las condiciones ambientales del sistema estuarino, afectado por la sedimentación y salinidad, que comenzó a acumularse en grandes proporciones cuando se taponaron los caños obstaculizando el ingreso de agua del río Magdalena al complejo lagunar.

Un estudio adelantado por INVEMAR en convenio con la Corporación, arrojó como resultado la necesidad de adelantar obras de recuperación de los principales caños y, con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, se gestionaron recursos del Instituto Nacional de Vías (INVIAS), que a través del sistema de cofinanciación, permitieron la ejecución de los proyectos que ya empezaron a mostrar resultados en lo que respecta al ecosistema lagunar.

Los proyectos que fueron ejecutados y entregados de manera oficial son: “Recuperación hidráulica del Caño Clarín Viejo como aporte a la restauración del ecosistema de bosque de manglar del Parque Isla de Salamanca”, “Recuperación de la sección hidráulica de los cuerpos de agua que alimentan el sector noroeste de la Ciénaga Grande de Santa Marta”.

El primer proyecto, corresponde a un convenio entre el Ministerio de Ambiente, Corpamag e Invias, por valor de  $5.424 millones, consistente en la recuperación hidráulica del caño Clarín Viejo, el cual busca rehabilitar la dinámica hídrica que existía con el río Magdalena, como una medida de solución al problema de hipersalinidad que presentan los suelos y canales aledaños al Vía Parque Isla de Salamanca – VIPIS – entre las abscisas K7 y K15, así como en ciertas zonas del caño Clarín Nuevo cercanas a su desembocadura sobre la Ciénaga,  buscando así que se formen los elementos constitutivos para un suelo con la suficiente capacidad para propiciar el florecimiento del bosque manglar que se ha visto afectado por esta problemática.

©Fotografía @agendasamaria

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La importancia de la apertura de esta embocadura y en general de las obras de dragado, radica en que se contaría con un caudal adicional de agua dulce para la Ciénaga Grande de Santa Marta – CGSM, lo que contribuiría a mantener no sólo su equilibrio hídrico a través de su conexión con el caño Clarín Nuevo, sino también del sector nororiental, que presenta las condiciones más críticas según los informes de monitoreo entregados por el Invemar.

Así las cosas, ingresará un mayor caudal a los caños Bristol, Cobado 1, Caleta del Tambor, Machetico, Auyama, Puerto Ancho o Pajaral y Cobado 2, intervenidos durante esta vigencia. El aporte hídrico está diseñado para 20 m3/seg como caudal máximo, los valores medios que debe manejar el caño están en 10 m3/seg. Es notable que lo ingresado actualmente, puede estar superando los valores medios y ello es evidente ante la gran cantidad de área que se está irrigando hoy día.

El informe técnico del estudio realizado para sustentar la reapertura del caño Clarín Viejo afirma que para cada uno de los caños se hicieron diferentes análisis multitemporales de la ribera del río Magdalena, hidrodinámico para la apertura y mantenimiento de los caños El Torno, Alimentador, Almendros, Clarín Viejo y Clarín Nuevo, así como el comportamiento de niveles, procesos hidrosedimentológicos, aforos y demás que ha desarrollado el Laboratorio de Ensayos Hidráulico de Las Flores LEHLF.

©Fotografía @agendasamaria

Los trabajos no tendrán ninguna incidencia negativa en la erosión de la ribera del río Magdalena, la cual ha sido latente desde antes de la apertura del caño Clarín Viejo, que sin embargo ha venido avanzando de forma acelerada en los últimos años.  Los estudios habían establecido que se esperaba una erosión en el plano horizontal entre 0.75m/anuales en caudales medios hasta 1.20 m/anuales en caudales máximos; sin embargo, se ha podido observar que la erosión que se viene presentando en la ribera superó este valor en menos de un año sin la apertura del caño. Con la apertura del Clarín, se espera que el efecto se reduzca y por ello se hará un monitoreo permanentemente del comportamiento del sector.

En el marco del segundo proyecto, con recursos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se intervinieron  los caños Bristol, Cobado y Caleta del Tambor, con una inversión de $18.360 millones, que representan un ingreso de agua dulce significativo a la Ciénaga Grande de Santa Marta, al tiempo que contribuirá a la recuperación del bosque de mangle en esa zona del complejo lagunar.

Los caños en mención se encuentran ubicados en la parte Noroeste de la Ciénaga Grande de Santa Marta, los cuales como consecuencia de factores adversos han sufrido una pérdida de vegetación nativa, migración de especies y disminución de la oferta pesquera.

El deterioro ambiental de este sector de la Ciénaga Grande de Santa Marta se ha evidenciado por los siguientes aspectos: reducción del ingreso de agua dulce a este ecosistema, alteración de las condiciones fisicoquímicas de los caños, afectaciones a la fauna y flora asociada a este ecosistema, lo cual redunda en la reducción de las funciones ecológicas de este ecosistema.

En lo que respecta al caño Caleta del Tambor, los trabajos consistieron en dragado mecánico de sedimentos, mediante el uso de equipo anfibio tipo retroexcavadora e incluye explanación lateral del material de dragado. En el caño Bristol se realizó el dragado hidráulico de sedimentos mediante el uso de sistema Jet Spray Rainbow y  el retiro de 601.321m3 de material en una extensión de 16.40 km.  Mientras que en el Caño Cobado se realizó el dragado hidráulico de sedimentos mediante el uso del mismo sistema anterior (Jet Spray Rainbow), para un retiro de 119.843 m3 de material, en una extensión de 2.60 km.

De otro lado, Corpamag con recursos propios por valor de 5.344 millones, realizó el dragado de los caños Machetico, Cobado 2, Ahuyama y Pajaral, buscando la interconexión  de estos con pequeñas ciénagas, beneficiando de esta forma no sólo el ecosistema sino también las condiciones de los pueblos palafitos de Buenavista y Nueva Venecia (Municipio de Sitio Nuevo) quienes habitan en este sector y  viven de la pesca artesanal.

RELACIONADO

INVEMAR-CORPAMAG

Estudio y acuerdo con INVEMAR




Ecofeminismo, lucha de la mujer por la naturaleza en Ambientalìzate!
El corazón samario de BosqueConcierto: ¡DE JUGLAR Y TROVADOR A CANTAUTOR!

Comenta y comparte en redes: es el comienzo del diálogo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.