Centros CulturalesFotografíaOpiniónPeriodismo

” Se alzan la bata” una discusión sobre género

Una reflexión sobre género es la propuesta de montaje de Rafaél Cardozo, creador y director de la obra SE ALZAN LA BATA, que se estrenó en Bogotá y se presentó en el Teatro Cajamag, escenario para todas las propuestas de montajes escénicos colombianos que los samarios privilegiados podemos conocer en el Teatro Cajamag.

El tema presenta a dos mujeres en escena casi estática, con íconos de género masculino, el tema sobre el que dialogan un par de amigas -de personalidad histriónica, como las presenta el texto-grandes amigas que se rencuentran bajo unos aguardientes- y ahora en condición de divorciadas; se parodian ellas mismas. Cantan y hablan eufóricamente en lo que se muestra como dos monólogos sincronizados en una charla compartiendo y explicándose la vida que vivieron con sus ex-maridos.

Durante toda la obra giran en torno a la figura de un cuerpo masculino -lo mencionó el autor en rueda de prensa, la figura del hombre es el centro de la obra y la escultura estilo griego, recuerda la versión masculina de la “Venus de Milo”, de espaldas. ¿Se trata de Afrodito?  El caso es que este par de artistas: Claudia de Hoyos y Marietta; veteranas actrices  recrean el carácter -demasiado carácter- ya que durante toda la acción no vemos una actitud femenina dulce, o pícaramente seductora, que no es sinónimo de sumisa. Caracterizaciones muy fuertes de la fémina que muestran toda su fuerza solo en una reunión de mujeres y con mucha complicidad.

( En el registro fotográfico solo encontramos femeninos altivos y combatientes...retadores)

Ellas se liberan de su pasado, lo descubren ente ambas y deciden enfrentarlo descubriendo y afirmando -decretando, segun la terminología actual de autoayuda- la fortaleza de su energía, su necesidad instintiva de sexo y la posibilidad de encontrar ese amor incompleto que significó su matrimonio. Cuando todo su ser se abre al futuro no encuentran a su -descrito Afrodito- y terminan invocando al salteador de caminos, la figura del moderno violador que acecha en cualquier callejón oscuro.

Al final y luego de llegar al punto inicial despachan sus anhelos, de nuevo decretando las características de su macho ideal, el cual debe tener además de todas las virtudes una “bolsa” que les garantice su estabilidad futura y la escultura de la escenografía la sugiere porque luce la correa que la porta.

¿Desde cuál óptica muestra su creador Rafaél Cardozo el feminismo? es lo menos importante pero lo consigue porque se declara un feminista absoluto. (Posteriormente subiremos apartes en audio de la rueda de prensa donde se dice que la obra no ataca ni defiende al matrimonio como institución pero la verdad es que si muestra sus carencias)

RELATIVO

Grandes estatuas




El Principito: Saint-Exupery "Tropicalizado"
Sala Cajamag en el Camellón-Exposición "Entre el Río y el Mar" este jueves 7:00 p.m.

Comenta y comparte en redes: es el comienzo del diálogo.