El número 10 de la Revista semestral de la Facultad de Ingeniería de La universidad de los Andes -ISSN:2145-7077CONTACTO enero-junio 2015- presenta como artículo central y bajo el título “Una solución vanguardista para el acueducto de Santa Marta” el derrotero a seguir para lograr una solución definitiva en el suministro de agua potable.

Contacto_Proyecto

El Centro de Investigación de Acueductos Alcantarillado
(CIACUA) inició la escritura del Reglamento Técnico del Sector Agua Potable y Saneamiento Básico (RAS), el cual fue adoptado como resolución de obligatorio cumplimiento en 1998 y ratificado en el 2000.
Por su experiencia técnica en el sector, Metroagua y la Financiera de Desarrollo Territorial Findeter encomendaron a Uniandes un proyecto para trazar un plan maestro que garantice el consumo de agua potable a Santa Marta y a sus municipios vecinos hasta el 2065

Esto, ya como solución, se presentó en dos oportunidades en la ciudad con leves variaciones de matices y niveles de profundidad, la primera de ellas en CORPAMAG donde dialogamos con el ingeniero responsable de la presentación por parte de la Universidad de los Andes, Juan Saldarriaga, ingeniero civil, Master of Science,University of Newcastle Upon Tyne (Gran Bretaña),profesor titular.

Indagamos sobre el modelo de acueducto para la ciudad -luego de superado el problema- y esto nos manifestó el Ingeniero Juan Saldarriaga -Asumimos la coherencia de los planteamientos y sobre ello desarrollamos esta entrevista publicada el 3 Dic de 2014 bajo el título “Nuevo acueducto, un reto de alta gerencia y voluntad política

Ingeniero Juan Saldarriaga -UNIANDES-

Con el título :“El costo del agua global” publicamos el primer resumen de las impresiones recogidas en ambos eventos-En este informe están los estudios de las cifras duras y vale la pena remitirlo a ese punto donde aparecen los caudales de cada posible fuente, etc-. (Ambos estudios están reseñados al pie de esta nota)

Es necesario decir que hay otras voces, también que pese a la aparente coherencia y lógica de la propuesta sobre un hecho indiscutible como lo es el agotamiento, como de hecho hemos visto los ríos secos, el abastecimiento natural de la ciudad y de los departamentos que se desprenden de las tres caras de la Sierra Nevada de Santa Marta, requieren un tratamiento de manejo integral, de región que subordina el suministro de agua para Santa Marta a una visión de Región y tratamiento de cuencas que parten del complejo montañoso.

Es necesario decir también que no se puede dejar solo en manos de los Mamas de los pueblos indígenas y sus pagamentos la recuperación -hasta donde sea posible-las cuencas naturales de los afluentes que nacen en La Sierra y que por casi 500 años han mantenido la vida en una región que ha soportado variaciones climáticas normales y que solo hizo crísis cuando la superpoblación urbanística, la explotación minera, los proyectos turísticos; la globalización en general coinciden con los efectos devastadores de los cambios climáticos.

Con el argumento central de esta propuesta no se puede abandonar uno de los ecosistemas -ese es el peligro- de mayor impacto en la sostenibilidad de la vida en el caribe como lo es el complejo Sierra Nevada de Santa Marta y lo más preocupante del estudio es que se muestra autónomo y ajeno al complejo lagunar de La Ciénaga Grande de Santa Marta.

El agua para Santa Marta y su solución tiene que ver con todos los colombianos -ya una buena parte ha tomado a la ciudad y sus atractivos cercanos como su nuevo habitat-

El principal factor de la región es ambiental y a ello se supeditan los demás atributos como rezan los apellidos del Distrito Turístico -Cultural – Histórico.

EL PROYECTO UNIANDES

AguaPaStaMta

Ver ampliado

El proyecto tuvo lugar entre junio del 2014 y marzo del 2015,fue dirigido por el profesor titular del departamento de Ingeniería Civil y Ambiental Juan Guillermo Saldarriaga y se dividió en varias etapas: diagnóstico de la información, estimación de las necesidades sanitarias, análisis de alternativas de oferta hídrica para determinar las fuentes de suministro, optimización de la red de aguapotable, cuantificación de los efectos de las aguas residuales y,por último, una operación sostenible del acuífero.
AcuiferoUniandes
Imagen: Revista Contacto Uniandes

Para proponer las alternativas los investigadores debieron empezar prácticamente de ceros, pues “nos llevamos la sorpresa de que no había información oficial de los últimos 23 años: ni dela topología de la red, ni de la hidrología, ni de cuánta gente vive en la ciudad”, relata Saldarriaga.

Por ello se comenzó con el levantamiento de datos sobre el número de habitantes, el consumo y el estado de las redes de agua potable y de alcantarillado, de las cuencas de los ríos y del acuífero de Santa Marta.
Se analizaron siete opciones diferentes, entre las que se contemplaron desde traer el agua de otros ríos a nuevas plantas de tratamiento, hasta desalinizar agua de mar, un método costoso pero con buenos resultados en países como Chipre, Australia o Israel.
Para las proyecciones demográficas, el CIACUA acudió al profesor asociado Jorge Tovar, de la Facultad de Economía. Con informaciones del 2014 de Metroagua y con los datos del censo del2005, se estableció que en Santa Marta viven 460.000 personas; lapoblación flotante en temporada alta es de 49.000 y en temporada baja 19.000. Es decir, hay épocas en que la ciudad soporta másde 500.000 habitantes. El consumo requerido en temporada alta es de 2.2 metros cúbicos por segundo (m3/s) y en baja de 2 m3/s, pero Santa Marta solo está recibiendo de sus fuentes alrededorde 800 litros por segundo, es decir que el déficit es de 1.2 m3/s.
A esta problemática hay que añadirle las dificultades técnicas de la red que implican pérdidas en la aducción y en la conducción del 20 por ciento, cuando lo admitido internacionalmente está en el 5 por ciento para estas partes del sistema de agua potable.
De acuerdo con las proyecciones del profesor Tovar, en el 2065 Santa Marta tendría cerca de 2.300.000 habitantes en temporada alta y la permanente sería de 1.963.167. La población flotante estaría alrededor de 311.000 personas, es decir, un número parecido a la población total que hoy tiene Armenia. Según el Reglamento Técnico del Sector Agua Potable y Saneamiento Básico (RAS) —redactado por el CIACUA—, la complejidad del sistema de abastecimiento de una ciudad de más de 60.000 habitantes es alta, en términos de diseño, de ejecución y manejo del acueducto. Y puesto que en 50 años Santa Marta consumirá un máximo diario de 6.1 m3/s, requerirá de una juiciosa planeación. El punto de partida es: ¿de dónde se traerá el agua si las actuales fuentes no pueden cubrir un caudal como este?

Un examen exhaustivo

Para establecerlo se estudió el estado de las 11 cuencas hidrográficas de la región: la de los ríos Palomino, Don Diego, Buritaca, Mendihuaca, Guachaca, Piedras, Gaira, Frío, Toribio, Córdobay Manzanares. Se analizó su régimen de lluvias, el mapa de cobertura vegetal, el tamaño, el tipo de suelos, la longitud de losríos y las cuencas de drenaje, entre otros aspectos. Además, con la asesoría de Inés Camilloni, profesora titular del Departamento de Meteorología de la Universidad de Buenos Aires (Argentina) y especialista en cambio climático, se examinó la vulnerabilidad de las fuentes que nacen en la Sierra Nevada de Santa Marta, cuyos caudales se calcula disminuirán por efecto de la paulatina desaparición del casquete de nieve y por el cambio climático.
Los resultados permitieron determinar que el Manzanares y el Gaira, ríos que actualmente abastecen la ciudad, están casi secos:
su caudal mínimo de extracción es de 0.12 m3/s en el primero y0.14 en el segundo. En cambio, ese parámetro en el Toribio y en el Córdoba, por ejemplo, es de 0.45 y 0.5. Aunque la suma de todos los caudales de los ríos es superior a la demanda proyectada, ninguno es suficiente por sí mismo y habría que juntar varias fuentespara proporcionar el suministro necesario para el 2065.
Por ello, se identificaron siete alternativas para cubrir la demanda de agua, a las cuales se les aplicó la metodología de la
Teoría de la Utilidad Multiatributo, trabajada por el profesor titular Mario Castillo de Ingeniería Industrial (ver CONTACTO # 9, págs.32-34). “En este caso se tiene un problema con múltiples objetivos según los cuales se selecciona la mejor alternativa —explica Juan Saldarriaga— de acuerdo con unos puntajes establecidos”.

La que tuvo más factores a su favor fue la opción A7: abastecimiento de los caudales de los ríos Toribio y Córdoba hasta 2019 y, a partir de ahí, alimentarse del cauce del río Magdalena introduciendo uno o varios tubos submarinos de 44.59 km de extensión, más 17. 82 terrestres, desde inmediaciones del corregimiento de Palermo en el municipio de Sitio Nuevo a orillas del río Magdalena, hasta la nueva planta sobre el río Toribio.

Este proyecto podría proveer el líquido a poblaciones vecinas como Ciénaga, Pueblo Viejo, Tasajera y Nueva Venecia. La opción arroja una baja vulnerabilidad al cambio climático, menor costo y ninguna afectación de las poblaciones indígenas o sus sitios sagrados. Si se opta por una tubería submarina, alternativa novedosa propuesta por la Universidad de los Andes —haciendo uso de materiales modernos como el polietileno de ultra alta densidad— se podrían disminuir aún más los costos debido a que la longitud total de las tuberías de conducción se reduciría en 20 km.

En el análisis de esta propuesta, el CIACUA contó con la colaboración de Ezio Torino, profesor emérito de la Universidad de Bolonia (Italia) experto en redes subacuáticas. La idea es poner dos o tres tubos paralelos que conduzcan el agua tratada a orillas del río Magdalena, en una nueva planta de tratamiento, hasta la que existirá en el río Toribio, en donde únicamente se haría la desinfección final del agua potable. Esto se constituye en una solución definitiva porque “el Magdalena es una fuente inagotable de agua”. El caudal mínimo registrado en este río a la altura de Barranquilla es de alrededor de 2500 metros cúbicos por segundo. El caudal máximo registrado es de 24.000 m3/s, con un margen de error de más o menos el 10 por ciento.

Portadita_Contacto

“Si se dan prisa en implementarla, a finales del 2016 el déficit disminuiría un poco. Mientras tanto, la ciudad seguirá en crisis y tendrá que abastecerse como hasta ahora: con carrotanques, pimpinas y los pozos que sacan agua del acuífero”.

La Universidad es enfática en la importancia de seguir los cronogramas que permitan llevar a feliz término el plan que le pondría fin a una crisis que ha afectado a los samarios por años.

La voluntad política y la prevalencia del bien común serán la clave para implementar esta propuesta de ingeniería a la vanguardia con otros sistemas de acueductos en el mundo.

Ver publicación Contacto No 10

 

Publicaciónes originales de la Universidad de Los Andes

Lista solución para abastecer de agua a Santa Marta durante los próximos 50 años

Acá los estudios de La Universidad de Los Andes en donde se llega a las conclusiones presentadas para abastecer de agua a Santa Marta:

Est-Agua-Sta-Mta-Antropologico

Est-Hidrico-Sta-Mta-Uniandes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RELATIVO

Por qué el agua es tan excepcional… e insólita

Please follow and like us:
1

One thought on “Agua para Santa Marta y alrededores

  1. Contemplo la U. De los Andes traer el agua de los rios de la zona bananera,( ríos: rio Frio , Sevilla, Aracataca, Fundación), con la construccion de un embalse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *