Portada de la edición 125 Años de El Espectador, Fidel Cano la explica en su comunicación semanal que obviamente está destinada a sus lectores en web; serán fotos de los «nuevos lectores» en dispositivos portátiles, si, muchos de esos que participan en sus foros  y colas de comentarios, una interacción real con los internautas consolida la penetración del nuevo medio, porque es nuevo en su actuar en redes; en este nuevo diálogo la audiencia opina sobre las fotos y los contenidos.

La pregunta es si crecer en la presencia web de los tiempos que corren, podrá mejorar un periodismo que de por sí uno de los mejores…?

Un homenaje narrado con la fuerza de la historia

La historiadora Diana Uribe en su espacio de Caracol Radio «La Historia del Mundo»

Diana Uribe en Caracol Radio: Historia del Mundo- Los 125 años de El Espectador

El Espectador y su adapatación a los cambios en la era digital

Como todos los medios periodísticos del planeta, Internet abre un nicho de  nuevos usuarios, y al paso que vamos se constituyen prácticamente en sus lectores o consumidores del producto final, que es información.

Cómo abordan los medios este lenguaje multimedial de interacción ante estas nuevas audiencias que obligan a montar otra estructura, diferente y complementaria con lo que ha sido su medio;  y en el caso de El Espectador conmemora este 22 de marzo su aniversario 125.

El Espectador entró a la era digital y como todos tenía un pie en lo virtual y otro en la realidad del papel y el mundo de lo formal, que a veces resulta mas virtual que lo virtual, ya que la realidad que podemos palpar esconde un vasto mundo de excluidos y a veces ni adecuadamente representados en ella;  la presencia de lo formal como corresponde a cánones claramente establecidos  en la geopolítica de post guerra, cuando el mundo a base de golpes de pecho prometió erradicar la barbarie del paisaje de lo considerado humano.

Se dirá que el resto de medios impresos tienen presencia con visualizaciones para estos dispositivos, pero es el concepto que trasluce de estos cambios lo que diferencia a El Espectador del resto.

La prensa representó hasta hace poco la opinión,  tenía forma definida con la credibilidad de los formatos tradicionales.

No ha sido fácil para los medios despegarse del esquema pero El Espectador lo hizo y metió ambos pies en el mundo virtual, así lo evidencia su nueva interfaz gráfica, optimizada para dispositivos móviles y cuando se visualiza desde un computador de escritorio muestra lo esencial en tipografía grande y límpia sin distractores visuales, lo cual facilita su lectura hasta para personas que tenían dificultades para leer en pantalla.  Ello no significa que lo virtual mata lo real, sino la consolidación de ambos roles en una actividad empresarial que respalda un objetivo de clara responsabilidad social.

Respecto a la comunicación de doble vía con sus seguidores, el periódico comenta sus aciertos  y embarradas en «La Redacción al desnudo» y lanzó una convocatoria para que estos diseñaran la portada de la edición conmemorativa de los 125 años del periódico.

Nació en la capital antioqueña, y que luego de sufrir en carne propia las consecuencias de contar su verdad, hoy mantiene su línea editorial con el compromiso de continuar fiel a esa vocería que un ámplio sector de la opinión colombiana le ha otorgado, hoy ante una audiencia planetaria y que ya no lee en papel, sino en el dispositivo que tenga a mano, sentado en una hamaca y mirando el atardecer samario, por describir un entorno conocido.

Son apreciaciones generales de primera mano luego de observar mucho de lo que se ha dicho y experimentado en la famosa transición hacia el mundo del formato digital.

Con la aparición de la pantalla retina en el iPhone y recientemente incorporada a la versión HD del iPad; la lectura en teléfonos y tabletas se convierte en una experiencia diferente ya que el contraste será el correcto en cualquier nivel de iluminación en la que se lea u observen videos, gráficas y en general multimedias que integran todos los sentidos del consumidor aplicando su atención a un contenido dado.

La duración de los formatos narrativos de audio, video o gráficos-informativos y su extensión en el caso de los temas escritos, estarán en función de la naturaleza e intención del creador, sea este escritor o narrador multimedia.  No queda muy claro el papel narrativo protagónico de una fotografía en estos medios, cosa que revistas o agencias de prensa con énfasis en fotografía ya han resuelto, ya que por sí sola una fotografía o serie de ellas en un fotoreportaje, resume una historia invitando a penetrar en ella con otra mirada.